lunes, 5 de septiembre de 2016

Herpetos en agosto (II)

En el segundo día de muestreo de herpetos me cogió de lleno la tormenta, pero tampoco me importó; Ledesma tiene muchos refugios de sobra para resguardarse de la lluvia, y además el agua favorece la actividad de los anfibios.

Un rayo de sol se coló entre los nubarrones para iluminar el lecho seco de la rivera y permitirme esta curiosa imagen:




Realmente la necesitábamos...aunque fue una lluvia débil, sirvió para humedecer un poco la dehesa, que llevaba meses sin recibir ni gota.


Pues bien, detecté como en el anterior muestreo, doce especies, pero cinco de ellas nuevas.

A continuación muestro una serie de fotos de estos cinco herpetos:




Culebra de collar (Natrix astreptophora) joven.

El iris ámbar de esta culebra es cautivador, y su mirada penetrante.

Sin duda la observación más destacada de la mañana, por tratarse de una culebra no demasiado frecuente en la provincia. El año pasado ya encontré en el mismo lugar un gran adulto de 123 cm.


Culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) juvenil.

Este precioso Malpolon (para mí todos los Malpolon son preciosos) se refugiaba bajo las piedras caídas de una tapia de piedra. Su coloración blanquecina llamaba mucho la atención.
Sorprende la amplia variabilidad cromática que hay entre los juveniles de esta especie, fluctuando desde blancos a negros, pasando por todo tipo de tonos grisáceos y pardo-marronáceos.


Salamanquesa común (Tarentola mauritanica).

Como de costumbre, en el mismo montón de piedras de siempre encontré un ejemplar de salamanquesa común asoleándose, tímidamente, eso sí, en una zona de luces y sombras.


Sapo corredor (Bufo calamita).

Al finalizar la lluvia fueron varios los corredores post-metamórficos que se atrevieron a salir de sus refugios. Este año han tenido un buen año de reproducción.


Sapo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi).

Lo mismo ocurrió con los pintojos. En esta ocasión fueron dos los ejemplares localizados en la ribera del arroyo.


Lagartija colilarga (Psammodromus algirus).

Cuando salió un poco el sol las lagartijas lo aprovecharon. Esta colilarga se soleaba a las 13:30, cuando a esa hora lo normal es encontrarlas entre los carrascos alimentándose a un ritmo frenético.


Culebrilla ciega (Blanus cinereus).

A última hora de la mañana también, y tras mover unas pocas piedras, apareció la siempre frecuente culebrilla ciega. En la foto un ejemplar adulto.


Y como los herpetos nunca vienen solos, aquí dejo uno de los habitantes transitorios de las riveras de Ledesma durante las últimas semanas de agosto:

Cigüeña negra (Ciconia nigra) adulta.

La espanté accidentalmente del cahorzo donde buscaba sustento a primera hora del día, pero pronto encontró otro donde posarse. Desde las alturas pude vigilarla durante un rato hasta que cogió rumbo oeste, hacia las orillas del Tormes:




Azulones (Anas platyrhynchos).

Comunes pero muy simpáticos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada