lunes, 22 de agosto de 2016

El paso postnupcial de 2016 en Ledesma

Como todos los años, a mediados de verano comienzo a visitar con asiduidad las orillas del Tormes, en Ledesma, buscando pájaros migradores.

Algunas veces resulta ingrato llegar a esta zona y volverse con sólo un puñado de andarríos y garzas, pero la única manera de encontrar algo allí es echar muchas horas bajo el abrasador sol de julio y agosto, pues las aves entran con cuentagotas.

Por el momento son 14 las especies de limícolas que he detectado, acompañadas en todo momento por otras aves, tales como anátidas, garzas, cigüeñas, espátulas, rapaces...


Una de las observaciones de mayor interés, tuvo lugar a finales de julio, y por increíble que parezca,  tuvo una espátula como protagonista.
¿Y qué tendrá de especial una espátula en época migratoria? Pues su origen, ya que este ejemplar procede de Italia:


Espátulas comunes (Platalea leucorodia).

Las lecturas de aves anilladas han demostrado que el grueso de espátulas italianas inverna en Cerdeña y norte de África, principalmente en Libia y Túnez, y señala la posibilidad de que un bajo porcentaje lo haga en las costas atlánticas africanas; y ese posiblemente sea el destino de esta espátula y sus cinco acompañantes.


Otro de los highlights de esta temporada, ha sido la aparición (fugaz, eso sí), de un adulto de pagaza piconegra, el 21 de julio. ¿Procedente de Villafáfila? Quizá, pero no podemos saberlo con certeza...

Pagaza piconegra (Gelochelidon nilotica) adulta.


Y vayamos con los limis...

La estrella momentánea es la avoceta, una nueva especie para el término municipal de Ledesma, tras la incorporación de la pagaza y de unos pájaros moscones que encontré a principios del pasado julio.

Un pequeño bando formado por siete ejemplares aterrizó durante unas pocas horas en los limos del Tormes el día 8 de agosto. Lamentablemente, la halcona se fijó en ellas y tras azuzarlas un par de veces, abandonaron el río:





Avocetas (Recurvirostra avosetta).


Otras especies:

Cigüeñuela común (Himantopus himantopus) juvenil.

Esta joven cigüeñuela vino a Ledesma acompañada por sus dos progenitores. Estuvieron una semana reponiendo fuerzas.



Avefrías (Vanellus vanellus).

Pequeños bandos como el de la foto están llegando semanalmente al río.


Andarríos bastardo (Tringa glareola) juvenil.

Un total de tres ejemplares vistos en lo que va de paso.



Archibebes comunes (Tringa totanus) juveniles.

Un puñado de ejemplares avistados, todos juveniles.


Combatiente (Philomachus pugnax) juvenil.

El pasado jueves un combatiente llegó acompañado de un archibebe claro. Primero del paso.


Archibebe claro (Tringa nebularia) juvenil.

El de la imagen es el segundo ejemplar que contabilizo desde julio.



Correlimos menudo (Calidris minuta) juvenil.

Cinco han sido los correlimos menudos que han pasado por aquí hasta ahora.


Correlimos común (Calidris alpina) y correlimos zarapitín (Calidris ferruginea) adultos.

Este es el único zarapitín que se ha dejado caer por Ledesma este año. La halcona picó contra él, y aunque falló, sirvió para que él y su colega abandonaran el lugar ipso facto.


Pollo de chorlitejo chico (Charadrius dubius).

Cuando el río bajó el nivel y dejó al descubierto las orillas pedregosas, los chorlitejos se animaron a criar, y por el momento, la jugada ha sido un éxito. Esta foto es del pasado jueves. Son dos hermanos.


Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) juvenil.

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) adulta.

Este año hemos visto tanto ejemplares solitarios como pequeños bandos de hasta doce aves.



Gaviota sombría (Larus fuscus) de segundo año (primer ciclo).

Y tan sólo una joven gaviota sombría, entre el 21 de julio y el 8 de agosto como mínimo, que me ha enseñado cómo muda las primarias y la cola.
En estas dos fotos, tomadas con 17 días de diferencia, se aprecia a la perfección cómo ha renovado por completo la P6, ha tirado la P7 vieja (de primera generación) y le está creciendo una nueva (de segunda generación).

Un ejemplo perfecto para aprender algo sobre gaviotas en estas fechas tan pobres en el interior.


Vayamos con las zancudas:

Las protagonistas de este grupo suelen ser las cigüeñas negras y las espátulas, y como en años anteriores, no han faltado a la cita:











Cigüeñas negras (Ciconia nigra).



Por el momento han pasado una quincena de ejemplares...






Espátulas comunes (Platalea leucorodia) y garceta común (Egretta garzetta).

Las espátulas han dejado números más discretos que las cigüeñas este año, pero la italiana lo ha compensado con creces.


La gran ausente de este año, sin ninguna duda, es la garceta grande...¡¡ni una sola vista desde marzo!!


Los cormoranes llevan acumulados en un gran bando de más de 300 ejs desde que acabó la cría, y cada mañana tras desperezarse, vuelan río abajo para alimentarse en el gigantesco embalse de Almendra:


Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo).


Pocas son las anátidas que hemos visto este verano. Esperamos que en septiembre lleguen cucharas y cercetas en buenos números:

Cerceta común (Anas crecca) juvenil.


Ánades reales (Anas plathyrhynchos) y frisos (Anas sterpera).

El 21 de julio vi durante unos pocos minutos una frisa escoltada por tres juveniles bien emplumados...¿ledesminos? Es una opción, pero es muy difícil o imposible predecir el origen de unos patos con las alas totalmente desarrolladas.


Los que sí criaron con total seguridad fueron los somormujos, que sacaron adelante dos pollos. La siguiente foto es de finales de julio:

Somormujos lavancos (Podiceps cristatus) juveniles.


No podíamos olvidarnos tampoco de la migración más discreta, que es la que llevan a cabo los paseriformes.
Algunos ejemplos son: mosquitero musical y papialbo, papamoscas gris y cerrojillo, colirrojo real, carricerín común o lavandera boyera. La sorpresa este año la dio una buscarla pintoja, nueva especie para Ledesma que ocupará por el momento el número 188 en la lista. Lamentablemente no pude hacerle fotos:

Mosquitero papialbo (Phylloscopus bonelli).


Carricerín común (Acrocephalus schoenobaenus).


Para acabar, algunas rapaces:

Uno de los depredadores más letales del Tormes, sin duda.

Halcón peregrino (Falco peregrinus) hembra juvenil.

Esta imponente halcona, nacida no muy lejos de aquí, no da respiro a los escasos bandos de limícolas que sedimentan en estas orillas.

Es bastante reacia, y siempre guarda las distancias.


Aguilucho lagunero (Circus aeruginousus) juvenil.

Este jovenzuelo lleva unos días por la zona. El jueves se le unieron una hembra y un macho adulto.


También han sobrevolado estos días tres aguiluchos cenizos, todos juveniles.


Los milanos negros redujeron sus elevados números drásticamente el 4 de agosto, y ahora los milanos reales se van apoderando poco a poco del terreno.



Alimoche (Neophron percnopterus) adulto.

Resulta frecuente ver al alimoche sobrevolando las orillas del Tormes, pero no lo es tanto verlo posado en la orilla. El de la foto estaba aseándose a primera hora de la mañana, hace ya un mes:

Alimoche (Neophron percnopterus) adulto.


Y ahora a esperar a la reina de la migración, que estará ya a punto de caramelo. Hablo, por supuesto, del águila pescadora.


jueves, 11 de agosto de 2016

Vuelven las libélulas (III)

Aquí va la tercera y última parte sobre odonatos de este 2016. El motivo de retrasarme tanto con esta publicación fue un problema con el disco duro externo, donde almaceno las imágenes; de hecho, algunas no están aquí por ese asunto, pero no quería dilatar esto más.

Tan sólo faltan por comentar los anisópteros (23 en total), así que vamos con ellos:



AESHNIDAE

  • Aeshna affinis: En mi opinión, una de las libélulas más espectaculares de la provincia. Este año hemos dado con tres poblaciones de esta desconocida Aeshna; dos en la comarca de Ledesma, y una en la de Vitigudino, que hacen la tercera, cuarta y quinta cita provincial. Algunas fotos:

Aeshna affinis macho imago. Villarino de los Aires, 12/07.


Aeshna affinis macho imago. Villarino de los Aires, 12/07.


Aeshna affinis macho imago. Villarino de los Aires, 12/07.


Aeshna affinis hembra imago. Villarino de los Aires, 12/07.


  • Aeshna mixta: Aunque esta libélula es más típica de finales de verano y otoño, contamos con una cita desde principios del mes de julio, en Ledesma. Se trataba de una joven hembra, emergida hace muy poco. 

         Colgaré algunas fotos cuando acabe de solucionar el problema...


  • Anax imperator: Probablemente la más conocida de todas las libélulas, y una de las más increíbles por su color, tamaño y costumbres. Verla patrullar las charcas sin descanso es algo que uno no se cansa de ver. Su versatilidad a la hora de ocupar hábitat, hace que sea uno de los anisópteros que con más frecuencia aparece en los muestreos:

Anax imperator macho imago. Sancti-Spiritus, 11/06.


Anax imperator hembra imago desovando. Almendra, 12/07.


  • Anax parthenope: El avance desde el sur de esta especie es ya imparable...este 2016 ha sido detectada en ocho cuadrículas diferentes, repartidas entre las comarcas de Ledesma, Peñaranda, Ciudad Rodrigo, Tierra de Alba y Campo Charro. Como se descuide imperator, le quita el sitio:

Anax parthenope macho imago. Zorita de la Frontera, 08/07.


Anax parthenope macho imago. Rágama, 08/07.


  • Boyeria irene: El fantasma de los ríos de la sierra...tan abundante por exuvias y tan escasa por imagos. Está claro que los periodos de máxima insolación no son su momento preferido del día. Este año ya fue detectada en cinco ríos del suroeste de la provincia (Payo, Mayas, Perosín, Águeda y Badillo) y en la cabecera del Tormes y en el Alagón:

Boyeria irene macho imago en vuelo. El Payo, 16/07.


Exuvias de Boyeria irene. Zamarra, 01/08.



GOMPHIDAE

  • Gomphus simillimus: Este año, ya tenemos dos citas de esta especie gracias a Ernesto, que encontró sendos machos en La Maya y en El Payo, durante los meses de junio y julio, respectivamente:

Gomphus simillimus macho imago. El Payo, 02/07.


  • Gomphus pulchellus: Esta bonita especie ha dado numerosas citas este año, en puntos muy dispersos de la provincia: Vitigudino, Campo Charro, Tierra de Alba, Guijuelo y Sierra de Francia:

Gomphus pulchellus macho imago. Morille, 08/06.


Gomphus pulchellus macho imago. La Peña, 27/07.


Gomphus pulchellus hembra imago. La Maya, 04/06.



  • Onychogomphus uncatus: Fue detectado tardíamente a finales del mes de junio, por Ernesto Hernández, en El Tejado. Días más tarde, él y yo lo encontramos en varios ríos del suroeste provincial (Águeda, Payo, Mayas, Perosín), y semanas después apareció en otros puntos del sur como Zamarra o Sotoserrano:

Onychogomphus uncatus macho imago. El Payo, 16/07.


Onychogomphus uncatus macho imago. Zamarra, 01/08.


Onychogomphus uncatus macho teneral. El Tejado, 26/06.



  • Onychogomphus forcipatus: Algo similar que con O. uncatus ocurre con O. forcipatus. Su predilección por los ríos y arroyos de aguas corrientes, hace que sea difícil encontrarlo fuera de la zona sur (sierra de Francia, Béjar y Gata) y noroeste (Arribes del Duero). Este año hemos recogido pocas citas por este motivo, pero entre ellas, hay una bastante curiosa; curiosa por haberse producido en el centro de la ciudad de Salamanca, a varias decenas de kilómetros de su distribución conocida. El resto han aparecido en las comarcas de Vitigudino, Ciudad Rodrigo y Sierra de Francia:

Onychogomphus forcipatus macho imago. La Peña, 27/07.


Onychogomphus forcipatus macho imago. Sotoserrano, 05/08.


Onychogomphus forcipatus hembra teneral. Salamanca, 20/07.

Aunque lo más fácil de pensar es en una llegada natural, no hay que descartar que haya venido asistida por un vehículo.


Onychogomphus forcipatus hembra recién emergida. Sancti-Spiritus, 11/06.




CORDULEGASTRIDAE

  • Cordulegaster boltonii: Idéntico caso para el Cordulegaster. Este año posee citas en la sierra de Béjar y en Ciudad Rodrigo:

Cordulegaster boltonii macho imago. Solana de Ávila, a pocos metros del límite provincial con Salamanca. 23/07.


Cordulegaster boltonii hembra teneral. Candelario, 08/06.



CORDULIIDAE

  • Oxygastra curtisii: Oxygastra es una de las joyas con la que algunos ríos de Salamanca tienen la suerte de contar. Este año hemos añadido tres nuevas cuadrículas para esta especie, en los ríos Payo (Ciudad Rodrigo), Uces (Vitigudino) y Badillo (Ciudad Rodrigo) y además, hemos comprobado que la población que vive en El Tejado se mantiene sana:

Oygastra curtisii hembra teneral. El Tejado, 26/06.

Oygastra curtisii hembra teneral. El Tejado, 26/06.


Exuvia de Oygastra curtisii (dcha) junto a una de Boyeria irene. El Payo, 16/07.




LIBELLULIDAE

  • Libellula quadrimaculata: Esta especie aún con contados registros en la provincia sigue sumando cuadrículas. Este año han sido ocho, que se han repartido entre las comarcas de Ciudad Rodrigo, Sierra de Béjar, Sierra de Francia y Tierra de Alba:

Libellula quadrimaculata hembra imago. Fuenteguinaldo, 16/07.


Libellula quadrimaculata macho imago. El Payo, 16/07.


Libellula quadrimaculata. Fuenteguinaldo, 16/07.


  • Libellula depressa: Gracias al mayor esfuerzo de muestreo durante este mes de junio (el mes fuerte para esta especie), hemos recopilado numerosos registros para la depressa, en Ledesma, Vitigudino, La Armuña, Campo Charro, Sierra de Béjar, Guijuelo, Ciudad Rodrigo, Tierra de Alba y Sierra de Francia:

Libellula depressa macho imago. Sancti-Spiritus, 11/06.


Libellula depressa hembra imago. Ledesma, 20/05.


Libellula depressa hembra imago. Mozárbez, 15/06.


  • Orthetrum cancellatum: El cancellatum es un Orthetrum bien distribuido por toda la provincia, siendo uno de los anisópteros más fáciles de detectar en los muestreos. Todas o prácticamente todas las comarcas visitadas cuentan con la presencia de esta bonita especie:

Orthetrum cancellatum macho imago. Villarino de los Aires, 12/07.


Orthetrum cancellatum hembra imago. Sancti-Spiritus, 11/06.


Cópula de Orthetrum cancellatum. Mozárbez, 15/06.



  • Orthetrum coerulescens: Esta especie sigue acumulando citas por diversos puntos de la provincia. Este año le tocó a Las Villas, Sierra de Francia, Guijuelo, Ciudad Rodrigo y Campo Charro:

Orthetrum coerulescens macho imago. Pelabravo, 11/07.


Orthetrum coerulescens macho teneral. Aldearrubia, 02/06.


Orthetrum coerulescens hembra teneral. Aldearrubia, 02/06.


  • Orthetrum brunneum: Este año, brunneum se ha dejado ver en La Guareña, Campo Charro, Peñaranda y Ledesma:

Orthetrum brunneum macho imago. Pelabravo, 11/07.


Orthetrum brunneum macho teneral. Vallesa de la Guareña, 23/06.


Orthetrum brunneum hembra imago. Bóveda del Río Almar, 19/07.



  • Sympetrum sanguineum: El incremento de citas de S. sanguineum respecto al año pasado ha sido espectacular, obteniendo registros en buena parte de las comarcas salmantinas: Vitigudino, Ledesma, Peñaranda, Campo Charro, Guijuelo y Ciudad Rodrigo:

Sympetrum sanguineum hembra andromorfa. Aldehuela de la Bóveda, 05/08.


Sympetrum sanguineum hembra imago. Villarino de los Aires, 12/07.


Sympetrum sanguineum macho imago. Villarino de los Aires, 12/07.



Sympetrum sanguineum macho imago. Iruelos, 21/07.


  • Sympetrum flaveolum: Es el más alpino de los Sympetrum salmantinos, y uno de los más raros, pues hasta este año sólo contaba con dos registros. Esta temporada, ha sumado una nueva cita en el sureste provincial, concretamente en las lagunas del Trampal y entorno:

Sympetrum flaveolum macho teneral. Candelario, 23/07.

Sympetrum flaveolum macho teneral. Candelario, 23/07.

Un tábano acabó con la corta vida de este ejemplar tras una certera picadura en la zona cefálica.


Sympetrum flaveolum hembra teneral. Solana de Ávila, 23/07.


  • Sympetrum fonscolombii: Da la sensación que este no ha sido el año del fonscolombii, tan frecuente en temporadas anteriores, por el escaso número de citas que ha cosechado. Las Villas, Campo Charro, Ciudad Rodrigo, Tierra de Alba, La Armuña, Guijuelo, Peñaranda y Vitigudino han sido las comarcas con presencia esta temporada. 
          Cabe destacar una curiosa cita por la altitud, de un macho en las lagunas del Trampal (Sierra de Gredos, Ávila), a tan sólo 700 metros del límite con Salamanca:

Sympetrum fonscolombii macho imago adoptando la posición del obelisco. Aldeadávila de la Ribera, 27/07.


Sympetrum fonscolombii macho imago. Rágama, 08/07.



Sympetrum fonscolombii macho imago. A 2118 msnm en Solana de Ávila, 23/07.


Sympetrum fonscolombii macho imago. A 2118 msnm en Solana de Ávila, 23/07.

No debe ser algo inusual que alcance esas alturas, pues es bien conocido el gran carácter dispersivo de este anisóptero.


  • Sympetrum meridionale: Durante todo el mes de junio y las tres primeras semanas de julio hemos observado ejemplares tenerales por varias comarcas. No ha sido hasta finales de julio cuando se han dejado ver los primeros imagos. Comarcas como Vitigudino, Ledesma, Campo Charro, Tierra de Alba, Peñaranda, Ciudad Rodrigo o Las Villas han cosechado citas para esta especie:

Sympetrum meridionale hembra teneral. Cantaracillo, 08/07.



Sympetrum meridionale macho madurando. Bóveda del Río Almar, 19/07.



Sympetrum meridionale macho imago. Tremedal de Tormes, 27/07.


Sympetrum meridionale macho imago. Tremedal de Tormes, 27/07.

  • Sympetrum striolatum: Algo similar ocurre con striolatum. Durante los primeros meses estivales hemos observado ejemplares tenerales en un buen puñado de sitios, pero no ha sido hasta agosto cuando hemos visto volar a los machos maduros. La práctica totalidad de las comarcas visitadas cuentan con su presencia esta temporada:

Sympetrum striolatum macho teneral. Sancti-Spiritus, 11/06.



Sympetrum striolatum hembra teneral. Buenamadre, 26/06.


  • Crocothemis erythraea: Crocothemis se posiciona como uno de los anisópteros más comunes de la provincia, habiendo aparecido en la mayoría de los puntos de agua muestreados esta temporada:

Crocothemis erythraea macho imago. Zorita de la Frontera, 08/07.


Crocothemis erythraea hembra imago. Iruelos, 21/07.



Para el final me he guardado una muy especial, que sin duda, será la estrella de este 2016: Aeshna juncea.
Procurando recrear el hábitat que esta especie usa en León, donde pude verla hace un par de veranos, acabé en las lagunas del Trampal, unas lagunas glaciares emplazadas entre las provincias de Salamanca y Ávila. El día no pudo darse mejor, ya que la encontré en varias lagunas y turberas, acompañada en todo momento de Sympetrum flaveolum, el otro target del día.

Unas fotos de esta preciosidad, que es la primera vez que se observa en Salamanca:

Aeshna juncea macho imago. Solana de Béjar, 23/07.


Aeshna juncea macho imago. Candelario, 23/07.


Para acabar, no me quiero olvidar de todos aquellos que habéis colaborado enviándome vuestras fotos y citas: José Martín del Arco, Esperança Alomar, Carlos A. Ramírez, José Luís Rodríguez, Paco García, Valentín Arévalo, Rafael Vicente, Sergio Macías, Marcos Sevillano, Vicente López, Sara Valdunciel, Alfonso Rodrigo, Carlos Rossi, Ismael Romero, Alfredo Hernández, Miguel Ángel Bernal, Francisco Cosme, J. Fernando Ramos, Torcuato Cortés, Tino Fernández, y en especial, a Ernesto Hernández por la gran cantidad de datos que me ha enviado.

También agradecer a Víctor Salvador la información que me ha facilitado sobre algunas especies, y por ayudarme con la identificación de algunos ejemplares difíciles.

¡¡¡Muchas gracias a todos!!!


Y ahora al campo a por más libélulas... ;-)