lunes, 5 de diciembre de 2016

Mirlos capiblancos en la sierra de Béjar

El viernes pasado echamos la mañana Fran Riaño y yo en el piso subalpino de la sierra de Béjar, buscando algún pajarillo interesante.
¡Y tuvimos suerte! Dimos con el mirlo capiblanco.

Comenzamos la mañana con los piquituertos, unos pájaros no muy frecuentes en mis salidas y que siempre me gusta ver:

Piquituerto común (Loxia curvirostra) macho.

Piquituerto común (Loxia curvirostra) hembra.

Ya están en celo y es fácil detectarlos en los pinares de Pinus sylvestris por sus llamativos reclamos y colores... 



Bosque de pino silvestre (Pinus sylvestris).



Roble (Quercus pyrenaica).



Abedul (Betula pubescens).


Los piquituertos estaban acompañados por gran cantidad de aves, tales como: carbonero garrapinos, común, pico picapinos, reyezuelo listado y sencillo, agateador común, herrerillo común y capuchino, petirrojo, pinzón vulgar, escribano montesino, etc.

Escribano montesino (Emberiza cia).


Curruca rabilarga (Sylvia undata).


Perdices rojas (Alcetoris rufa).

Parte de un bando de doce ejemplares.

Tuvimos tiempo para tocar las zonas más altas donde no llegan los pinos ni los robles, y sí los piornos. Aquí no encontramos gran cosa: unos cuantos chochines, bisbitas alpinos y pratenses, currucas rabilargas y rastros de perdices entre otros...





Piornos (Cytisus oromediterraneus) bajo la nieve.



Excrementos de perdiz roja (Alectoris rufa).


Ya de vuelta, reparamos en los túrdidos que se alimentaban frenéticamente de las bayas de los serbales:

Zorzal real (Turdus pilaris).

Calculamos que habría unos veinte en total. Un bonito pájaro que por desgracia no acostumbro a ver mucho.


Mirlo capiblanco (Turdus torquatus).

La estrella del día sin duda alguna: una especie bien desconocida en la provincia por tener en la zona sur (la más alejada de la capital) sus zonas habituales de paso y posiblemente de invernada.
Contamos un total de cuatro ejemplares, de lo cuales sólo uno se dejó fotografiar.


Para acabar, un par de hongos, identificados con la ayuda de mi amigo Ernesto Hernández:

Hygrophorosis aurantiaca.


Flammulina velutipes.

Más información sobre este basidiomiceto en la fantástica página de Facebook de Ernesto: NaturRally


¡Hasta otra!

viernes, 25 de noviembre de 2016

Los otros del vertedero

Cuelgo esta entrada como complemento a la anterior, ya que afortunadamente, el C.T.R de Gomecello no sólo vive de sus gaviotas argénteas.

Gaviotas en un día de niebla.

Voy a empezar con dos clásicos del otoño mesetario: la grulla y el ganso. Aunque no de forma continuada, hemos conseguido observaciones de ambas especies durante octubre y noviembre:

Gaviota sombría (Larus fuscus) de segundo año en primer plano.

Grullas (Grus grus).




Ánsares comunes (Anser anser).

El siguiente pájaro no era un frecuente hasta hace unos pocos años, y ahora es uno de los más regulares. Hablo por supuesto, de la cigüeña blanca:

Cigüeñas blancas (Ciconia ciconia) con gaviotas.

De la decena de anillas que hemos anotado esta temporada, una destaca por su longevidad:

Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) con anilla W[0|CP].

Y es que esta cigüeña fue anillada un 2 de junio del 1990, cuando aún era un pollo, en su nido ubicado en Becerril de Campos (entorno de la Laguna de la Nava, Palencia). Desde entonces ha sido vista en varias provincias españolas: Madrid, Sevilla, Badajoz, y ahora Salamanca:



Cigüeña blanca (Ciconia ciconia) con anilla B[DEW 2X725].

Este ejemplar nació algo más lejos que la anterior pero un poco después: en Alemania, 25 kms al NW de Bremen, en 2006. Desde entonces ha sido vista repetidas veces por diferentes puntos de España y Alemania.


Vayamos con las rapaces:

Varios son los buitres negros que han pasado por aquí desde octubre. Durante un par de semanas tuvimos uno sedimentado, que se alimentaba de despojos en los campos junto a las cornejas:

Buitre negro (Aegypius monachus) joven.

Buitre negro (Aegypius monachus) adulto.


El número de milanos reales en este momento supera la media centena; debe haber unos 60-70 en total. Al menos uno de ellos está marcado:

Placas alares de color naranja con la inscripción X07.

Milano real (Milvus milvus) de primer año.

Procede de Alemania, pero de momento no hemos recibido respuesta por parte de su anillador.


En cuanto al tema limícolas, hemos sumado un par de especies nuevas para el C.T.R: chorlitejo grande (sept.) y agachadiza común (oct.). Con estas dos la lista asciende a cinco especies (las otras tres son avefría, chorlito dorado y andarríos grande):





Chorlitejo grande (Charadrius hiaticula) de primer año.

De no ser por el reclamo, me lo hubiera comido con patatas, ya que además de estar perfectamente camuflado entre la basura, se encontraba muy alejado del bando principal de aves (gaviotas, cigüeñas, garcillas, etc.). Mismo caso para la agachadiza, de la que no pude hacer fotos.


Seguimos con los paserines:

Desde que vi la primera enlutada a principios de octubre, las observaciones de esta lavandera han ido incrementándose hasta el punto de que ya ni me fijo en ellas. Son más frecuentes que las de la ssp. nominal. Algunas fotos:

Lavandera blanca enlutada (Motacilla alba yarrellii).

Lavandera blanca enlutada (Motacilla alba yarrellii).

Hay dos o tres machos adultos espectaculares, pero muy recelosos. A ver si en los próximos días...


Collalba gris (Oenanthe oenanthe).

Una de mis últimas collalbas del año la vi sobre una de las alambradas del recinto a finales de octubre.

Para acabar, unas pocas gaviotas:

Gaviotas reidoras (Chroicocephalus ridibundus) de varias edades.

Buena imagen para observar el plumaje de primer invierno en esta especie.

Por el momento sólo hemos leído una anilla, que además es repetidora de la temporada pasada:
W[T8AM]. Anillada en mayo del 2015 en Wielmierzowice, al sur de Polonia.

Gaviota reidora (Chroicocephalus ridibundus) de segundo año, con anilla W[T8AM].


Pasamos a las gaviotas grandes:

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis michahellis) de primer año. Octubre.

Una pati de las grandonas (no hay más que compararla con las dos sombrías que tiene a su lado). Su extensa muda postjuvenil ha alcanzado las cobertoras. Es un ejemplar asignable a la subespecie nominal, michahellis.
En sombrías y argénteas las cobertoras de segunda generación no comienzan a aparecer hasta finales de abril o principios de mayo generalmente, por lo que éste es un detalle muy a tener en cuenta a la hora de identificar gaviotas aquí.

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis michahellis) de primer año. Septiembre.

Aquí tenemos al mismo ejemplar 34 días antes. Se aprecian perfectamente las cobertoras de dos generaciones.

Gaviota patiamarilla (Larus michahellis michahellis) de segundo año. Octubre.





Gaviota patiamarilla (Larus michahellis) de tercer año. Noviembre.

Los siguientes rasgos delatan su edad:

  • Nuevas primarias perfectamente desarrolladas, con espejo patente en P10. 
  • Gonys rojo.
  • Cola blanca.
  • Plumas que denotan inmadurez en GCs y MCs.

Y para acabar, unas imágenes de las verdaderas protagonistas del invierno en Gomecello: las gaviotas sombrías:


Gaviotas sombrías (Larus fuscus).


Ejemplar adulto en compañía de una gaviota patiamarilla (L. michahellis) y una argéntea (L. argentatus).


Unas anillas para finalizar:



Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla B[CVW].

Del proyecto de Peter Stewart (U.K).


Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla W[R:P5S].

Del proyecto de Julien Gernigon (Francia). Conocida del año pasado.


Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla W[N564].

Del proyecto de Javier Marchamalo (España).


Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla G[Y.BHJ].

Del proyecto de Kees Camphuyseen (Países Bajos). 


Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla N[WC6H].

Del proyecto de David Sowter (U.K.).

Gaviota sombría (Larus fuscus) con anilla O[T098].


Del proyecto de Vicente López (España). Otra conocida...