miércoles, 15 de julio de 2015

Una semana con Cristian (IV)

- Continúo con el cuarto y último post sobre la semana que pasé con Cristian a finales de junio por las provincias de Zamora y León:

Abejero europeo (Pernis apivorus) macho adulto.

Abrimos la mañana de nuestro segundo día en Sanabria con este precioso macho de Abejero, que estaba comiendo junto al camino, y al vernos levantó, pero con la suerte de que no voló muy lejos.

Otras aves nos acompañaron en el ascenso altitudinal:

Cuco común (Cuculus canorus) adulto.

Alondra común (Alauda arvensis) adulta.

Bisbita campestre (Anthus campestris) adulto.

Bisbita alpino (Anthus spinoletta) adulto.

Ya en lo alto, visitamos algunas presas, una de ellas la de Vega de Tera (t.m de Porto), famosa, tristemente, por ser la que en 1959 arrasó el pueblo de Ribadelago tras reventar la noche del 9 de enero, llevándose por delante la vida de 144 personas. Es esta:




Por el entorno de este embalse encontramos especies poco habituales en mi provincia, como Alcaudón dorsirrojo o Escribano cerillo, y otras algo más comunes:

Alcaudón dosrirrojo (Lanius collurio) macho.

Escribano cerillo (Emberiza citrinella) macho.


Mirlo acuático (Cinclus cinclus) juvenil.

Curruca zarcera (Sylvia communis) macho.

Águila culebrera (Circaetus gallicus).


Por supuesto, también vimos herpetos:


Rana de San Antonio (Hyla molleri).

 Pertenece a una población que presenta motas en el dorso.


Pareja de Lagartijas leonesas (Iberolacerta galani).

Lagartija leonesa (Iberolacerta galani) hembra.

Lagartija leonesa (Iberolacerta galani) macho.


Lagarto ocelado (Timon lepidus) joven.

Además de esto: Sapo común, Rana patilarga, Rana común, Lagarto verdinegro, y Lagartija de Bocage.

Los mamíferos estuvieron representados por tres Corzos:

Corzo (Capreolus capreolus) hembra.


En una turbera en Porto, encontramos un par de plantas carnívoras típicas de estos hábitats:

Drosera rotundifolia.


Pinguicula grandiflora.

Y como no, algunos odonatos y lepidópteros, como:

 Calopteryx virgo hembra.

Calopteryx virgo macho.

Pyrrhosoma nymphula macho.


Iphiclides podalirius.


Por la tarde, tras despedirnos de Poli, bajamos Cristian y yo al río, ya en Puebla, donde sumamos algunas especies de odonatos y herpetos más, como Culebra viperina entre otros:

Azulona (Anas platyrhynchos) desafiante con sus pollos.


Coenagrion puella macho.

Platycnemis acutipennnis macho.


Y aquí acabó la aventura.

El número de especies vistas de cada grupo de animales (recogido por Cristian) es:

Aves: 139.
Mamíferos: 11.
Reptiles: 15.
Anfibios: 10.
Peces: 10.
Lepidópteros: 52.
Odonatos: 36.

Lógicamente estos son los grupos que miramos con más detenimiento. También podríamos sumar ortópteros, coleópteros...pero por el momento muchos se nos escapan.
En cuanto a las cifras, parece ridícula la de aves, teniendo en cuenta que estuvimos una semana entera moviéndonos por hábitats tan diferentes como la estepa cerealista, la montaña leonesa o la sierra sanabresa, pero podríamos justificarlo por las fechas (en junio la actividad migradora de las aves está prácticamente parada) y porque no les dedicamos ni mucho menos la mayoría del tiempo como otras veces hemos hecho.
Y nada más por mi parte.

Agradecer a Cristian y familia, a Luis, y a Poli, la ayuda prestada durante esos días, que espero se vuelvan a repetir no tardando mucho.

Un saludo,
Miguel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada