lunes, 5 de diciembre de 2016

Mirlos capiblancos en la sierra de Béjar

El viernes pasado echamos la mañana Fran Riaño y yo en el piso subalpino de la sierra de Béjar, buscando algún pajarillo interesante.
¡Y tuvimos suerte! Dimos con el mirlo capiblanco.

Comenzamos la mañana con los piquituertos, unos pájaros no muy frecuentes en mis salidas y que siempre me gusta ver:

Piquituerto común (Loxia curvirostra) macho.

Piquituerto común (Loxia curvirostra) hembra.

Ya están en celo y es fácil detectarlos en los pinares de Pinus sylvestris por sus llamativos reclamos y colores... 



Bosque de pino silvestre (Pinus sylvestris).



Roble (Quercus pyrenaica).



Abedul (Betula pubescens).


Los piquituertos estaban acompañados por gran cantidad de aves, tales como: carbonero garrapinos, común, pico picapinos, reyezuelo listado y sencillo, agateador común, herrerillo común y capuchino, petirrojo, pinzón vulgar, escribano montesino, etc.

Escribano montesino (Emberiza cia).


Curruca rabilarga (Sylvia undata).


Perdices rojas (Alcetoris rufa).

Parte de un bando de doce ejemplares.

Tuvimos tiempo para tocar las zonas más altas donde no llegan los pinos ni los robles, y sí los piornos. Aquí no encontramos gran cosa: unos cuantos chochines, bisbitas alpinos y pratenses, currucas rabilargas y rastros de perdices entre otros...





Piornos (Cytisus oromediterraneus) bajo la nieve.



Excrementos de perdiz roja (Alectoris rufa).


Ya de vuelta, reparamos en los túrdidos que se alimentaban frenéticamente de las bayas de los serbales:

Zorzal real (Turdus pilaris).

Calculamos que habría unos veinte en total. Un bonito pájaro que por desgracia no acostumbro a ver mucho.


Mirlo capiblanco (Turdus torquatus).

La estrella del día sin duda alguna: una especie bien desconocida en la provincia por tener en la zona sur (la más alejada de la capital) sus zonas habituales de paso y posiblemente de invernada.
Contamos un total de cuatro ejemplares, de lo cuales sólo uno se dejó fotografiar.


Para acabar, un par de hongos, identificados con la ayuda de mi amigo Ernesto Hernández:

Hygrophorosis aurantiaca.


Flammulina velutipes.

Más información sobre este basidiomiceto en la fantástica página de Facebook de Ernesto: NaturRally


¡Hasta otra!

4 comentarios:

  1. Al fin se deja ver capiblanco por tu blog, enhorabuena! ;)

    ResponderEliminar
  2. Gracias muchachuco. Ya sabes que la sierra en Salamanca queda lejos, y a mí me tira mucho la basura...por eso no había aparecido antes

    ResponderEliminar
  3. Me sigue gustando mucho tu blog. Y mas si me descubres la biodiversidad de la Sierra de Bejar.

    ResponderEliminar